Caminos del Agua, Santa María de Aguayo.

Compartir

Poco antes de llegar a Santa María de Aguayo encontramos un bosque por el que podemos pasear, siguiendo los caminos o simplemente dejándonos ir por dentro del bosque, ya que está muy abierto, sin maleza que impida el caminar. En Otoño se pone precioso, todo cubierto de hojas, dejando ver los troncos retorcidos de los árboles.

Nosotros no pudimos hacer todo el camino, porque Arastadar se encontró con un rebaño de vacas, y un enorme toro blanco, que le mantuvo entretenido durante un buen rato.

Merece la pena el paseo, siempre que no llueva, ya que puede terminar todo embarrado.

 

Track de la ruta

Deja un comentario